Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La ambición del Madrid hace más grande su dolorosa herida

  • El equipo pierde puntos por su constante búsqueda de la victoria
Fornals celebró así su gol en el Santiago Bernabéu Fornals celebró así su gol en el Santiago Bernabéu
Nueva derrota con un gol en los últimos minutos y a la contra
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

El Real Madrid es un equipo al que los empates nunca le sirven. Y menos en la situación en la que se encuentra actualmente, muy descolgado de la cabeza de LaLiga y en plena crisis de resultados. Por eso el equipo acaba arriesgando más de la cuenta en los partidos que se le tuercen y acabe perdiendo lo poco que ya tenía en el bolsillo.

Si no consigues ganar un partido al menos no lo pierdas. Esta reflexión se puede aplicar a todos los deportes en el que los empates son una opción. Sin embargo, el Real Madrid solo tiene en mente la victoria. Y esta temporada está pagando muy cara esa ambición, porque le está costando una tremenda sangría de puntos en las segundas partes por culpa de su impotencia y desesperación para decantar los encuentros a su favor. Y el último ejemplo se vivió este sábado ante el Villarreal, cuando el equipo perdió un punto por precisamente no conformarse con él.

Corría el minuto 87 cuando el equipo estaba totalmente volcado sobre la portería de Asenjo. Los jugadores ya daban muestras de cansancio, pero a pesar de ello arriesgaban adelantado líneas. Así que un córner mal sacado en ataque terminó en una recuperación del Villarreal, en una contra fulgurante llevada por Denis, un mano a mano de Ünal con Keylor Navas y un rechazo que Fornals acabó enviando a la red en una vaselina brillante. 0-1 y cinco minutos para conseguir un punto que segundos antes estaba en el zurrón del equipo y que se había escapado por ese inconformismo innato del Real Madrid.

Sin embargo, lo que más duele a la afición merengue es que esta es una historia que se viene repitiendo demasiado esta temporada. En septiembre pasado también se perdió ante el Betis por la misma situación: empate injusto durante los 90 minutos, desesperación merengue por marcar, contra de los verdiblancos y tres puntos que se escapan a Sevilla. Por no mencionar lo ocurrido en el último Clásico, cuando el primer gol culé llegó tras un contragolpe en la segunda parte en la que el Real Madrid replegó mal. O ante el Celta la semana pasada en sus dos goles tras pérdida merengue en campo contrario...

Situación esta preocupante que se agrava si se recuerda que este Madrid aún no sabe lo que es marcar en esta temporada más allá del minuto 85. Y es que estas dos situaciones están interconectadas, porque si el equipo llega a los minutos finales sin la victoria se desespera, toma riesgos en ataque y acaba regalando en bandeja los partidos a sus rivales. De esta manera se han escapado directamente ya dos puntos en el Santiago Bernabéu (los mencionados ante el Betis y el Villarreal), y algunos más de forma indirecta al no poder frenar los contragolpes de los rivales... Por lo que toca empezar a analizar la causas y las formas de solucionarlo.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información