Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El fuego que tiene que volver a apagar Emery en el PSG

  • La dirección deportiva del club parisino apoya la medida que tomó con respecto a Cavani y Pastore y su incidente con Thiago Silva
Emery, PSG Emery, PSG
Unai Emey en una rueda de prensa del PSG
Carlos Muñoz Carlos Muñoz

Unai Emery ha tenido que volver a apaciguar las aguas de un PSG que parece la casa de los líos. En el último partido del equipo en Copa de la Liga ante el Amiens, Cavani y Pastore no jugaron por incorporarse tarde con el equipo, un gesto que no gustó a Thiago Silva y que ha hecho que vuelvan a salir viejas rencillas que parecían superadas.

Vuelven de nuevo los problemas en el paraíso del PSG a poco más de un mes de su visita al Santiago Bernabéu. Recientemente se ha dado un conflicto dentro del vestuario que tiene como protagonistas a Cavani, Pastore, Thiago Silva y Neymar.

Tanto el uruguayo como el argentino se incorporaron tarde a la concentración del equipo por lo que Emery no les incluyó en el último encuentro de Copa de la Liga ante el Amiens. Esto además no fue visto con buenos ojos por parte de un Thiago Silva que recriminó la tardanza de sus compañeros, provocando que Pastore le respondiera y creando este mal ambiente que Emery ha tenido que solucionar. Desde el club están con el entrenador y su política para arreglar este tipo de enturbiados asuntos, y de hecho así lo ha confirmado el director deportivo del PSG, Antero Henrique: "Debido a los numerosos comentarios acerca del regreso tardío de dos de nuestros jugadores, insisto en que, como director deportivo del París Saint-Germain, nuestro deseo ha sido y será siempre arreglar esta situación puertas adentro, sin dar detalles públicos".

Ha faltado tiempo para recordar que no hace mucho tiempo ya hubo otros problemas dentro del vestuario del PSG con Neymar como protagonista. El pasado mes de diciembre, el brasileño se fue a Brasil a ver a su hermana enferma pero se le vio de fiesta. Tampoco se ha olvidad aquel incidente en pleno partido entre Neymar y el propio Cavani por ver quién tiraba una falta y un penalti. No todo son luces en el PSG, hay sombras y estos malos rollos entre ellos son perfectos para llegar al Bernabéu en apenas un mes.


Lio a la vista en el PSG

Unai Emery es de los que considera que ‘la letra, con sangre entra’. El técnico español siempre ha tenido fama de ser bastante estricto con según qué asuntos, y debido a lo ocurrido ha tomado la decisión de castigar a sus dos jugadores. El centrocampista argentino se mantiene al margen del resto del grupo después de lo sucedido, aunque también debido a los rumores sobre su posible marcha en este mercado de invierno. Pero más sorprendente aún es lo de Cavani, apartado de la convocatoria para el próximo partido ante el Amiens, correspondiente a la Copa de la Liga. La decisión de Emery no ha sentado bien en Francia.

Diferentes medios de comunicación franceses metidos en la actualidad del club parisino han asegurado que se trata de un castigo del entrenador al delantero charrúa por haberse retrasado al volver de sus vacaciones. Cavani llegó dos días más tarde de lo que debía y tanto el entrenador como el club han decidido tomar represalias contra él. Pastore se retrasó nada menos que cinco días, y por eso ni está entrenando con el resto del grupo.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información